Hace 100 años: La plaga del curanderismo

14 de julio de 1918.

14 de julio de 1918.

El curanderismo en nuestra provincia es un mal endémico, que permanece en estado latente tanto en las ciudades como en la campaña. Aquí en Córdoba, cada barrio suburbano tiene “su mano santa”, su “médica de agua fría”, su “desgualichadora”, su cirujano naturalista o su curador de palabras.

El prejuicio del curanderismo está diluido en la sangre, es un mal colectivo. Un hombre o una mujer del pueblo llegan al médico diplomado cuando ya en su enfermedad está en el punto máximo de gravedad. Por sugestión o por autosugestión, la curandera o la “adivina” tiene siempre su clientela.

No se crea que a la caza de una médica de estas concurre exclusivamente la clase menesterosa, no. La curandera atiende a todos; nadie sale sin su receta y sin haber oblado el predio de la consulta. 

 

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 14/07/2018 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición pdf para leerlo igual que en el papel.
En esta nota
Comentá esta nota