Suecia: un detenido por el caso del robo de joyas de la Corona, pero el botín no aparece

CORDÓN POLICIAL. Cerca de la escena de un robo en la catedral de Strangnas, en Strangnas, Suecia (Pontus Stenberg/TT News Agency vía AP).
Lo más importante
  • Las joyas fueron robadas en julio de la catedral de Strängnäs.
  • Se trata de la corona y el orbe del rey Carlos IX de Suecia, fallecido en 1611, y de la corona de su esposa.

La Policía sueca detuvo a un sospechoso por el sonado robo de históricas joyas de la Corona, sin que haya sin embargo rastro del valioso botín, informaron hoy los investigadores. 

Según la Fiscalía, el sospechoso será ahora interrogado, sin que se conozcan por el momento más detalles. 

Las joyas fueron robadas el 31 de julio de la catedral de Strängnäs, en el oeste de la capital, Estocolmo. En concreto se trata de la corona y el orbe del rey Carlos IX de Suecia, fallecido en 1611, y de la corona de su esposa, la reina Cristina de Holstein-Gottorp, fallecida en 1625. Las joyas habían sido enterradas con los monarcas. 

El deán de la catedral aseguró que se cumplió la normativa de seguridad a la hora de vigilar las joyas, de valor incalculable y que forman parte del patrimonio nacional.

Según algunos testigos, los ladrones huyeron de la catedral en dos bicicletas de mujer que al parecer habían sido robadas y se encontraron después a orillas del lago Mälar. La Policía cree que los ladrones huyeron en moto acuática o en una lancha a motor. 

En esta nota
Comentá esta nota